Vasectomía

La vasectomía se considera un método anticonceptivo permanente, que impide que se libere esperma cuando el hombre eyacula.

La vasectomía, evita que el esperma se mezcle con el semen que se eyacula a través del pene. (Un óvulo no puede ser fecundado cuando no hay espermatozoides en el semen).

Para realizar esta técnica, se seccionan los conductos deferentes de cada testículo para evitar la salida de espermatozoides en el eyaculado.

Los testículos siguen produciendo espermatozoides, pero al no expulsarse estos son reabsorbidos por el cuerpo.

Debido a que la intervención bloquea los conductos antes de las vesículas seminales y la próstata, se eyacula casi la misma cantidad de líquido pero en este caso sin espermatozoides.

La Vasectomía se realiza con anestesia local. Su efectividad no es inmediata ya que debe transcurrir un tiempo para que todos los espermatozoides restantes sean eyaculados o reabsorbidos, con lo que es necesario realizar seminogramas para asegurar que no haya ninguna posibilidad de embarazo. 

Si tienes dudas, o quieres realizar alguna consulta sobre este tema, puedes visitarnos en PROCREAR

La ligadura de trompas: Esterilización Tubárica

Esterilización tubárica (ligadura de trompas)

Las trompas de Falopio son unos conductos musculares que unen los ovarios con el útero; las mujeres tienen dos ovarios y una trompa para cada ovario. Las trompas de Falopio tienen un largo entre 10 y 14 centímetros y un diámetro aproximado 3 milímetros.

Alrededor del ovario la trompa forma una estructura parecida a un embudo, de esta forma se facilita la recepción del óvulo durante la ovulación.

La ligadura de trompas, consiste en imposibilitar por medios quirúrgicos el paso de los espermatozoides hacia la zona de la trompa de Falopio, en donde se produce la fecundación del óvulo.

Para eso, se realiza una coagulación y/o sección de ambas trompas para impedir el pasaje del óvulo y su unión con el espermatozoide.

Por lo general se utiliza una técnica quirúrgica minimamente invasiva (laparoscopia), necesitando anestesia general y unas horas de internación.

Este procedimiento se puede realizar, asimismo, durante la realización de una cesárea.

La efectividad es inmediata, con tasas de fallo del 1-3/1000 (eficacia mayor del 99%)

La ligadura de trompas suele emplearse como un método anticonceptivo definitivo, si se quiere posteriormente volver a ser madre, la solución más conveniente es la fecundación in vitro. Existe también la posibilidad de una cirugía de reconstrucción pero la paciente tiene que cumplir con una serie de requisitos que puedan garantizar el éxito de la intervención, lo que hacen que esta técnica no sea recomendable, ya que sus índices de éxito son bajos.

Si quieres saber más, estaré encantado de atenderte en Procrear

Anticoncepción artificial: dispositivo intrauterino (DIU)

El dispositivo intrauterino es un pequeño dispositivo de plástico y cobre muy flexible, que tiene un tamaño aproximado de 3 a 4 cm de alto por 1 a 2 cm de ancho, que se coloca dentro del útero a través del cervix durante la regla. En uno de sus extremos cuela un hilo que es fundamental para luego poder retirarlo, tirando de él. Tanto la colocación como la extracción es un proceso que debe ser realizado por un ginecólogo.

El DIU, impide la progresión de los espermatozoides mediante la producción de una inflamación aséptica a nivel endometrial, hecho que evita que los espermatozoides fecunden el óvulo. 

La mujer lo lleva de forma permanente durante 3-5 años. Se debe realizar una revisión anual con control del DIU, y un recambio al finalizar el periodo mencionado. Se recomienda su utilización en mujeres que hayan tenido al menos un embarazo.

Su fiabilidad es del 98-99%. Algunos DIUs, inclusive, pueden llevar un depósito para liberar hormonas (gestágenos) 

Cuando se retira el DIU la fertilidad de la mujer vuelve de inmediato.