Parto natural – ¿Dónde? ¿Cómo?

En la actualidad, es posible tener un parto más natural en clínicas y hospitales. Este es el caso del «Centre MQ Reus» (Clínica Fàbregas), donde nuestro equipo PROCREAR de ginecólogos y matronas realizan todos los partos personalizados.

Las mujeres con pronóstico de parto de bajo riesgo pueden beneficiarse del Área de Parto Natural, un entorno cálido y acogedor donde transcurrir acompañada el trabajo de parto, parir y recuperarse (todo en el mismo lugar).

Area de parto natural

Esta habitación esta equipada con todo lo necesario para que el parto transcurra de la manera más natural y fisiológica posible: silla de dilatación, hamaca/balancín, pelotas, camilla especial para favorecer posiciones más cómodas durante la dilatación y el período expulsivo (permite la ayuda de tu pareja).

Nuestro equipo médico Procrear acompaña el proceso en todo momento y supervisa que no haya complicaciones. 

Es importante destacar que la atención que ofrecemos desde PROCREAR del parto natural tiene las siguientes características:
  • La madre puede estar en todo momento acompañada por la persona que elija.
  • Se evita la práctica rutinaria de: episiotomía, rasurado, enema, administración venosa de sueros, oxitocina u antibióticos, inmovilización en la cama, prohibición de ingesta de alimentos, rotura artificial de la bolsa de las aguas, exceso de ruidos o actividad en el entorno.
  • Si fuera posible se espera a que el cordón deje de latir antes de seccionarlo.
  • Tras comprobar la adecuada adaptación del recién nacido a la vida fuera del útero, se coloca al bebe sobre la madre (piel con piel).
  • Se intentará facilitar el inicio de la lactancia materna lo antes posible (si no hay contraindicación y la mamá lo desea)
  • El padre tendrá la posibilidad de tener al recién nacido en sus brazos (piel con piel)
  • El bebé permanece con la madre en todo momento

En PROCREAR ponemos la ciencia al servicio de la naturaleza, para que los procesos sean lo más naturales posibles sin descuidar en ningún momento la salud de la mamá y el bebé.

Ofrecemos esta opción también a través de mutuas y seguros de salud, porque queremos que todos puedan programar el mejor nacimiento para tu hijo.

El parto natural

mama y bebe en la panzaEn PROCREAR, intentamos que el parto sea tan natural como estar en la panza de la mamá.

El Parto Natural.

El parto natural comporta «una calidad de atención basada en el protagonismo de la mujer y su fisiología con el mínimo grado de medicación posible» tal como recomienda la OMS (Organización Mundial de la Salud). 

En nuestra Maternidad, el Centre MQ Reus, disponemos de una habitación especialmente acondicionada para este propósito, donde se combinan un entorno cálido y familiar, un equipamiento específico para favorecer la fisiología normal del parto y la posibilidad, si el curso del parto así lo requiere, de realizar un parto medicalizado.

Las características de la asistencia al parto normal en nuestro centro son:

  • La paciente puede estar en todo momento acompañada por la persona que elija.
  • El enema se practicará de manera opcional. Favoreceremos la micción espontánea.
  • El control del dolor puede realizarse mediante analgesia epidural (a pedido de la paciente).
  • Realizaremos el control del bienestar fetal por monitorización cardiotocográfica («correas») continua o intermitente.
  • La práctica de la episiotomía queda restringida solo a los casos necesarios.Sólo en caso de necesidad utilizaremos medicaciones (oxitocina, prostaglandinas, antibióticos, etc.).
  • Si fuera posible esperaremos a que el cordón deje de latir antes de seccionarlo.
  • Tras comprobar la adecuada adaptación del recién nacido a la vida fuera del útero y la realización del Test de Apgar, si su estado lo permite, colocaremos al bebe sobre la madre (piel con piel).
  • Facilitaremos el inicio de la lactancia materna lo antes posible (si no hay contraindicación y la paciente lo desea).
  • Ofreceremos al padre la posibilidad de tener al recién nacido en sus brazos.
  • En condiciones normales el traslado a la planta se hará sin separar a la madre de su hijo.
  • Si pasadas las 40 semanas no hay signos del comienzo del parto se programará el ingreso para la inducción del parto antes de la semana 42