Las mujeres en España retrasan más de cinco años su maternidad con respecto a su ideal

El Instituto Nacional de Estadística INE ha presentado el informe definitivo de la Encuesta de Fecundidad en España 2018, y cuenta con datos muy interesantes.

Edades a la hora de ser madres, la influencia del nivel de estudios y de la situación laboral, el peso de las medidas de conciliación laboral, el choque entre deseos y realidades… tienen eco en este trabajo al que se puede acceder desde su portal web.

Gracias a este estudio sabemos que casi ocho de cada 10 mujeres de 25 a 29 años aún no ha sido madre (79,2%), porcentaje que se eleva al 88,1% si contemplamos a las mujeres de entre 18 y 30 años.

En el caso de los hombres, el 95,1% de los menores de 30 años no ha sido padre todavía.

EL RETRASO A LA HORA DE SER MADRES

La encuesta apunta que el 42,0% de las mujeres residentes en España de edades comprendidas entre 18 y 55 años ha tenido su primer hijo más tarde de lo que consideraban ideal.

Ese retraso, de media, es de más de cinco años.

Y cuánto más se espera aparecen mayores dificultades para conseguirlo, como bien conocen los profesionales de los centros de reproducción asistida de ANACER

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS DE ESE RETRASO?

En cuanto a los motivos que exponen para el retraso de su maternidad, la suma de las razones laborales, de conciliación de la vida familiar y laboral y las económicas superan el 30% en las mujeres de todas las edades.

Estas razones llegan a sobrepasar el 36% para las mujeres de 35 a 39 años y para las de 45 años y más.

¿INFLUYE EL NIVEL DE ESTUDIOS A LA HORA DE TENER HIJOS?

El alcanzar un mayor nivel de estudios influye para tener hijos.

Las mujeres que tienen estudios superiores son las que tardan más a la hora de ser madres, mientras que las que los abandonan antes son madres más jóvenes.

Sin embargo, una vez termina el ciclo fértil, no hay grandes diferencias en el número total de hijos.

En cifras, tienen 1,63 hijos las que alcanzaron el primer nivel de secundaria o tienen un nivel inferior; frente a 1,50 hijos las mujeres con estudios superiores.

Es decir, las mujeres retrasan en mayor medida la maternidad conforme tienen más estudios pero globalmente tienen un número similar.

¿Y LA SITUACIÓN LABORAL, INFLUYE EN LA MATERNIDAD Y FECUNDIDAD?

Según esta encuesta de fecundidad, las mujeres que están trabajando tienen menos hijos en todos los tramos de edad, mientras que las mujeres inactivas son las que tienen más hijos de media.

A cualquier edad, lo que más valoran las mujeres de un puesto de trabajo, sean madres o no, es que tengan un buen sueldo.

Sin embargo, la importancia de las medidas de conciliación familiar y el horario son causa de divergencia: son poco valoradas entre las que no son más madres y el segundo factor más relevante entre las que lo son.

(FUENTE: https://anacer.es/fecundidad-espana/)
Anuncios

¿Reducir el riesgo de Preeclampsia?

Investigadores de varios centros de investigación australianos muestran que un dieta saludable rica en fibra reduce el riesgo de preeclampsia.

Publicado en «Nature Communications», su trabajo pone de manifiesto que los niveles bajos de acetato, producido principalmente por la fermentación de la fibra en el intestino, se asocian a la aparición de preeclampsia, que afecta hasta al 10% de los embarazos.

En este sentido, en el trabajo indica que la preeclampsia afecta al desarrollo de un importante órgano inmune fetal, el timo, ya que era mucho más pequeño que el de los niños cuyas madres habían tenido un embarazo sano.

Las células que normalmente genera el timo, los linfocitos T, específicamente aquellas asociadas a la prevención de alergias y afecciones autoinmunes como la diabetes, también se mantuvieron más bajas en los niños de madres con preeclampsia, incluso cuatro años después del parto.

En este sentido, los investigadores examinaron más a fondo los mecanismos de acetato en el sistema inmune fetal en experimentos separados con ratones, comprobando que el acetato era fundamental para impulsar el desarrollo del timo fetal y de los linfocitos T.

«La promoción de productos metabólicos específicos de las bacterias intestinales durante el embarazo podría ser una forma eficaz de mantener un embarazo saludable y prevenir alergias y afecciones autoinmunes más adelante en la vida. También pueden, en parte, explicar el rápido aumento de las alergias y las condiciones autoinmunes, ya que las dietas occidentales están cada vez más dominadas por alimentos altamente procesados», concluyen los autores.

Fuente: Univadis.es